Internacional

Agua embotellada y nanoplásticos: cómo nos afectan

Según el estudio realizado por académicos de la Universidad de Columbia el agua embotellada que se vende en las tiendas puede contener de 10 a 100 veces más trozos de plástico de lo que se estimaba anteriormente.

Los chilenos han duplicado su consumo de agua embotellada en la última década. Según CCU, en Chile se consumen alrededor de 40 litros promedio de este producto al año, y que la tendencia seguirá en aumento.

Investigadores de la Universidad de Columbia publicaron en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences una investigación donde concluyen que el agua embotellada que se vende en las tiendas puede contener de 10 a 100 veces más trozos de plástico de lo que se estimaba anteriormente.

Las llamadas nanopartículas son tan infinitamente pequeñas que no se pueden ver ni con un microscopio.

¿Cómo afectan los nanoplásticos del agua embotellada al cuerpo humano?

Los nanoplásticos son el tipo de contaminación plástica más preocupante para la salud humana, esto se debe a sus partículas minúsculas que pueden invadir células y tejidos en órganos importantes.

Su tamaño es de una milésima parte del ancho de un cabello humano,son tan pequeños que pueden migrar a través de los tejidos del tracto digestivo o los pulmones al torrente sanguíneo, depositando sustancias químicas que alteran el sistema endocrino.

Son potencialmente dañinas para todo el cuerpo, especialmente para las células, dicen los expertos.

En este caso, un litro de agua (equivalente a dos aguas embotelladas de tamaño estándar) contiene un promedio de 240.000 partículas de plástico de siete tipos. El 90% se identificaron como nanoplásticos y el resto como microplásticos.

Los microplásticos son fragmentos de polímeros que pueden medir desde los cinco milímetros hasta un micrómetro. Así mismo, cualquier cosa que sea más pequeña es un nanoplástico que debe medirse en milmillonésimas de metro.

“Debo decir que este estudio es sumamente impresionante. El trabajo que pusieron en esto fue realmente profundo… Yo lo llamaría innovador”, dijo Sherri Mason, directora de sostenibilidad de Penn State Behrend, quien no participó del estudio, a CNN.

El nuevo hallazgo refuerza el consejo de los expertos acerca de beber agua de la llave en recipientes de vidrio o acero inoxidable para reducir la exposición. Este también aplica a los alimentos envasados en plásticos.

“La gente no piensa que los plásticos se desprenden, pero así es”, dijo. “De la misma manera que constantemente eliminamos células de la piel, los plásticos constantemente desprenden pequeños trozos que se rompen“.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo

Publicaciones relacionadas

--:--
--:--
  • cover
    Rosa FM