Tendencias

Cárcel en una isla para narcotraficantes: ¿es posible en Chile?

A raíz de las drásticas medidas que propone Rodolfo Carter, fuentes consultadas por EL DÍNAMO se refieren a su viabilidad.

Este jueves el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, remeció la opinión pública al plantear drásticas propuestas para combatir la delincuencia en nuestro país, con el fin de evitar que “Chile viva una crisis delictual como la de Ecuador”. 

“Las dramáticas imágenes de Ecuador son un viaje al futuro de lo que nos espera a los chilenos si no hacemos cambios inmediatos para frenar ahora el avance desatado de la delincuencia y el narcotráfico. De lo contrario, no está lejos el tiempo en que viviremos ese mismo horror”, advirtió Rodolfo Carter.

Estas son las medidas que propone la autoridad comunal de La Florida:

  • Cerrar la frontera norte en forma inmediata. Junto con ello, hacer un cambio a las Reglas de Uso de la Fuerza (RUF) para que las Fuerzas Armadas impidan el ingreso ilegal y un refuerzo con medidas especiales para aquellos pasos no habilitados que son usados como puerta de ingreso al país, por ejemplo, con muros, zanjas o electrificación, entre otras.
  • Crear una fuerza policial militarizada con alto poder de fuego, con inteligencia sofisticada.
  • Construir una cárcel de alta seguridad en una isla o en una zona desértica, con regímenes de visita estrictos (una vez a la semana) y que solo por una hora al día permitan salir de sus celdas a los delincuentes más peligrosos pertenecientes al crimen organizado, las mafias internacionales y el narcotráfico que hoy operan en Chile.

¿Es viable construir una cárcel en una isla o un desierto en Chile?

A raíz de los recientes dichos del alcalde Rodolfo Carter, emergió la incógnita sobre si es posible construir una cárcel bajo las condiciones que propone el jefe comunal de La Florida.

En este sentido, Jorge Araya, académico de la Universidad de Santiago, niega tajantemente esta posibilidad al ser consultado por EL DÍNAMO. “Lo que propone el alcalde Carter es absolutamente inviable. Y es inviable por razones de fondo, por razones de derechos humanos, pero también por razones prácticas de operatividad”, partió diciendo.

El primer punto que explica Araya tiene que ver con los derechos humanos. Pues “puedes tener derecho a encarcelar a alguien, pero no a alejarlo absolutamente de su familia o a hacer que las condiciones para que un familiar o alguien los visite sea prácticamente poco viable por el costo que significa y por el aislamiento que significa”.

Siguiendo en la línea de los costos que tendría la operatividad de una cárcel en una isla, puso el ejemplo de lo que cuesta actualmente mantener a un reo en Chile.



“El costo que significa hoy día mantener a una persona presa en una cárcel común y corriente está significándole al Estado un costo que va entre 900 mil pesos a un millón de pesos al mes”, expuso.

“Doblaría los costos”

Ante esto, explicó cómo este costo podría aumentar de gran manera al realizar un centro penitenciario como propone el alcalde de La Florida. En esa línea, comentó “imagínense lo que significa en términos de costo para poder transportar permanentemente suministros, insumos, alimentación y personal, que tiene derecho a estar volviendo al continente luego de cumplir su trabajo como gendarme, por ejemplo”.

De esta manera, explica que esto doblaría los costos que tiene mantener una cárcel a día de hoy, por lo cual “sería una cosa inviable muy carísima para el Estado”.

En cuanto a su legalidad, el abogado penalista, Patricio Olivares comentó a EL DÍNAMO:



“En la medida que estos penales no expongan la salud, la vida ni la integridad de estas personas y se respete el derecho internacional humanitario, no existiría ninguna ilegalidad en su construcción. Por lo tanto, en ese orden de ideas, en la medida que se cuentan con los recursos la infraestructura y el personal capacitado para asegurar la vida y la integridad de los internos en este tipo de penales, claramente es una opción viable no es una opción ilegal”.

A lo que agregó: “obviamente puede ser reprendida del punto de vista de los derechos humanos pero se debe entender que las personas que se encuentran ahí son personas de un perfil criminal elevado”.

¿Cómo se puede combatir la delincuencia y el crimen organizado?

Con respecto a las otras propuestas de Rodolfo Carter en las que plantea el cierre de fronteras y crear una fuerza policial militarizada, Jorge Araya sostiene: “lo que debiéramos hacer es pedirle a las Fuerzas Armadas que presenten un plan y se comprometan con un control efectivo y absoluto de la frontera”.



“Un despliegue masivo e intenso de las Fuerzas Armadas en todas las zonas fronterizas para asegurarnos de que no existan ingresos irregulares, eso me parece mucho más práctico que la creación de una policía militarizada que podría demorar 20 o 10 años por lo menos”, añadió el académico de la USACH.

Y para cerrar, Patricio Olivares afirmó a EL DÍNAMO: “es necesario hoy en Chile inyectar más recursos en el sistema penal y penitenciario. Con el fin de poder establecer que las cárceles efectivamente sean centros de reclusión donde se trabaje la reinserción del delincuente, cuestión que no ocurre hoy día lamentablemente”, concluyó.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo

Publicaciones relacionadas

--:--
--:--
  • cover
    Rosa FM