Internacional

Efectos de la IA y por qué no tenerle miedo según Kate Crawford

La investigadora principal de Microsoft Research Lab y experta en Inteligencia Artificial advirtió sobre el peligro que representa la IA al medioambiente

La experta en ética de la Inteligencia Artificial (IA) a nivel mundial e investigadora, Kate Crawford, se encargó de abrir el primer bloque de charlas en el Congreso Futuro 2024.

¿Cómo lidiamos con la IA que el ser humano ha creado? era el nombre de la exposición, donde se refirió a los mitos que existen, basados en la idea de que las máquinas arrasarán con la humanidad.

“Los que son más responsables de construir e implementar la Inteligencia Artificial, son aquellos que están emitiendo las amenazas más grandes“, sostuvo. Además, hizo hincapié en que el discurso es construido por los grandes empresarios y dueños de las industrias que desarrollan la IA.

Kate Crawford aseguró que los dueños de las grandes industrias hacen esto para ocultar los verdaderos riesgos, que tienen un rostro medioambiental.

“Esta es una de las ideologías más egoístas y peligrosas de nuestro tiempo”, añadió, porque se trata de un orden en el que, en función de resguardar sus intereses, utilizan historias fatalistas del futuro para distraer a las personas de los riesgos que acontecen en el presente.

¿Cuáles son los verdaderos riesgos?

Los verdaderos riesgos de la IA, según expuso Crawford, son la crisis hídrica, las emisiones de carbono y la extracción desmedida de minerales como el litio.

Para la elaboración de su libro Atlas de IA, la investigadora viajó durante cinco años por el mundo para ver y conocer personalmente las consecuencias tangibles y actuales que trae consigo la IA.

Por ejemplo, dio cuenta de la extracción del litio para la construcción de automóviles Tesla, quienes utilizan la mitad de las reservas totales del mineral a nivel mundial. Así mismo, advirtió que Chile al ser el lugar más rico en este mineral estará “en el centro de una batalla minera geopolítica“.

Por otro lado, hoy en día herramientas como ChatGPT utilizan la energía equivalente a 33.000 hogares en EE.UU., y se espera que la cifra incrementará con el paso de los años.

“Lo que estamos viendo ahora con la industria de la IA es un proceso de tres partes: abstracción, extracción y distracción“, dijo, y agregó que como humanos nos distraemos con mitos y el éxtasis de la novedad de los chatbots cuando la verdadera crisis está creciendo.

Respecto de otras consecuencias como las emisiones de carbono y el problema del agua, se dio a conocer que una conversación con ChatGPT equivale al desperdicio de medio litro de agua dulce, recursos que necesita la IA para funcionar.

Para finalizar, abordó las consecuencias políticas y sociales, donde aseguró que el problema está ligado a la divulgación de noticias falsas.

“Las herramientas de IA generativa pueden producir contenido que es completamente creíble, lo que socava nuestra capacidad de distinguir lo real de lo falso“, aseveró. Es por esto que nos hace vulnerables a nuevas formas de manipulación, que podrán incidir en las elecciones gubernamentales y la democracia.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo

Publicaciones relacionadas

--:--
--:--
  • cover
    Rosa FM