Tendencias

La tregua entre La Moneda y la oposición que generó la muerte de Sebastián Piñera

Con la vuelta del trabajo legislativo en las próximas semanas, se verá si la tregua que generó la muerte de Sebastián Piñera se extenderá en la discusión parlamentaria o se extinguió tras los funerales del ex jefe de Estado.

La muerte del ex Sebastián Piñera, cuyo helicóptero capotó en las aguas del Lago Ranco este martes 6 de febrero, causó una tregua entre el oficialismo y Chile Vamos, cuyas relaciones se encontraban tirantes al término del año legislativo.

Las gestiones realizadas por el presidente Gabriel Boric para dar un funeral de Estado a quien fue su antecesor, además de las señales entregadas como acompañar a la familia a la llegada de los restos del otrora mandatario al Grupo 10 de la FACH fueron celebradas.

Desde la familia Piñera, Pablo Piñera, vinculado al mundo de la Concertación y la Nueva Mayoría, expresaba que el deceso de su hermano Sebastián podría ser un punto de inflexión en la polarización que enfrenta el país.

El ex director ejecutivo de TVN destacó al Ejecutivo “por la forma tan delicada, generosa y cariñosa que se han portado con Sebastián y su familia. Han sido extremadamente delicados“.

Una visión a la que se sumó el ex ministro de Justicia, Hernán Larraín, que apuntó que “es el tipo de sentimientos que uno ha echado de menos. Llevamos mucho tiempo en un clima de tensión y polarización que habla mal de la política”.

Matthei y Longueira: la excepción

Las voces discordantes con esta visión fueron los ex candidatos presidenciales Evelyn Matthei y Pablo Longueira, quienes tuvieron fuertes palabras en contra de Gabriel Boric y su sector cuando fueron oposición de Sebastián Piñera.

“Una cosa es decir, ahora que fue un demócrata desde el principio, y otra cosa es cómo lo hicieron sufrir a él y todos sus ministros”, acusó Matthei, mientras Longueira los calificó como “la peor oposición que ha habido en Chile”.

Quien no quiso sumarse a esta trinchera fue José Antonio Kast, que también se hizo presente en la sede del Congreso Nacional para realizar una guardia de honor a Piñera, con quien mantuvo públicas diferencias al interior de la derecha.

“No es el momento de hablar de política, yo vengo a presentar mis respetos junto con mi señora (…) prefiero, en un día como este, no hablar de política”.

Ley Corta de Isapres y reforma previsional

El cariz combativo en las relaciones oficialismo y oposición estuvo marcado en las últimas semanas por la discusión de dos iniciativas consideradas emblemáticas por el Gobierno de Gabriel Boric: la reforma de pensiones y la Ley Corta de Isapres.

El proyecto de reforma previsional fue despachado desde la Cámara de Diputados al Senado sin sus artículos claves, el llamado “corazón de la reforma”, marcado por el rechazo a la fórmula de La Moneda para el 6% adicional: 3% para cotización individual y otro 3% con carácter solidario.

Ante este escenario, la oposición ya fue clara respecto sobre la discusión en la Cámara Alta, el 6% de cotización adicional debe ser íntegramente de carácter individual, por lo que el Gobierno deberá extremar las gestiones para salvar una de sus iniciativas estrella.

En cuanto a la Ley Corta de Isapres, esta deberá resolverse en el Tribunal Constitucional, luego que el Frente Amplio y otros miembros del oficialismo cuestionaran la mutualización de la millonaria deuda de los prestadores privados de salud a sus usuarios que se aprobó en el Senado.

Con esto, la deuda de las Isapres a sus afiliados pasaría de 1.100 a 470 millones de dólares al prorratearla entre todos sus clientes, lo que para el FA contraviene el fallo de la Corte Suprema sobre la devolución de los cobros indebidos.

Con la vuelta del trabajo legislativo en las próximas semanas, se verá si la tregua que generó la muerte de Sebastián Piñera se extenderá en la discusión parlamentaria o se extinguió tras los funerales del ex jefe de Estado.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo

Publicaciones relacionadas

--:--
--:--
  • cover
    Rosa FM