Tendencias

«Nunca un delincuente chileno iba a asaltar un convento»

Orrego aseveró que espera que «Chile no tenga que esperar que maten a una autoridad, civil o militar, para reaccionar con urgencia, con mano dura, al momento crítico que estamos viviendo».

Claudio Orrego, gobernador metropolitano, se refirió a la crisis de seguridad que afecta al país, poniendo como ejemplo el violento asalto a un convento de barrio Yungay.

En esta línea, la autoridad metropolitana acusó falta de “sentido de urgencia” por parte de los poderes del Estado.

Ante esto, Orrego aseveró que espera que “Chile no tenga que esperar que maten a una autoridad, civil o militar, para reaccionar con urgencia, con mano dura, al momento crítico que estamos viviendo”.

Para el gobernador metropolitano, se deben tomar medidas más duras y así “no seguir el camino de otros países hermanos como Ecuador”.

Pero Claudio Orrego también tuvo palabras para el asalto a un convento de barrio Yungay, asegurando que este tipo delitos demuestra un “desprecio por la vida propia y ajena”.

“Todas las personas tienen la misma dignidad y derechos, cuando ya se asalta un convento es que ya se le ha perdido el respeto a todo, lo que estamos viendo hoy en día es un desprecio a la vida propia y ajena de los delincuentes, un nivel de violencia brutal y una falta de códigos absoluto”, argumentó.

Orrego acusó una mayor violencia en la delincuencia actual, apuntando que “esta no es la delincuencia de Chile de hace 10 años, nunca un delincuente chileno iba a asaltar un convento, estamos hablando de una delincuencia 2.0, con unos niveles de brutalidad y desprecio por todos los códigos morales de la sociedad chilena que es lo que tenemos que parar y erradicar cuanto antes”.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo

Publicaciones relacionadas

--:--
--:--
  • cover
    Rosa FM