Tendencias

«Que no sepa mi señora»: el extenso diálogo del guardia con el reo que se hizo pasar por Giorgio Jackson

En la declaración del encargado de seguridad del Ministerio de Desarrollo Social queda claro cómo operó Miguel Apablaza desde la cárcel para el robo de los computadores y la caja fuerte.

Miguel Apablaza es el reo que se hizo pasar por el ministro Giorgio Jackson para que otras tres personas que no han sido detenidas concretar el robo de 23 computadores y una caja fuerte desde las oficinas del Ministerio de Desarrollo Social en Santiago. Este hombre de 24 años cumple una pena por robo en la cárcel de Puente Alto hasta enero de 2027 y desde ese recinto encabezó una operación que terminó con la captura de su abuela, Elena Rojas.

La mujer de 60 años fue la receptora de estos equipos que Carabineros recuperó la tarde de este jueves en Renca tras una llamada por WhatsApp que su nieto realizó al guardia de la empresa HM Seguridad Spa, que tiene contrato con la cartera para la vigilancia. El reo, exhibiendo una foto de perfil del ministro, engañó a este encargado y si no fuera por la alerta que dio una trabajadora del aseo, el botín podría haber sido mucho más importante.

Apablaza, simulando ser el secretario de Estado, aseguró que había tenido un accidente en San Bernardo. “Quiero que sea todo en discreción, que no sepa mi señora”, es la frase que les dijo a los guardias. En el diálogo, esta persona les indicó detalles que aumentaron la confianza como el lugar dónde podían encontrar un napoleón para cortar los candados.

José, quien relató esta experiencia ante las consultas del Ministerio Público, agregó que “el ministro me pregunta si tengo WhatsApp. Pasan unos cinco minutos y suena el teléfono celular de la empresa… Yo me trasladé hasta el sexto piso y en todo momento hablando con el ministro, dónde sólo se veía una foto de una persona que era igual al ministro Jackson. Me pidió que juntara 50 notebooks y esto era porque su señora dijo que había que renovar los computadores”.

La salida de los notebooks y la trabajadora

“Logré juntar 23 notebooks, los que dejé en una mesa del tercer piso. Luego, él me dice que baje al segundo piso, que siga juntando computadores. Luego me dijo que sus sobrinos iban a fumigar, pero que antes iban a sacar la caja fuerte… Cuando tenía los notebooks dentro de las bolsas de basura, el ‘ministro’ me dijo que los sobrinos iban a estar afuera esperando. Les pasé los notebooks a mi colega y él se las fue a entregar. Esta persona estaba sola, le hago entrega de los notebooks y se retira“, agregó.

“Me piden una bolsa de basura para tapar la caja fuerte y en todo momento el ministro me decía ‘son mis sobrinos, son de confianza’. Los tres sujetos se suben al auto y se retiran sin decir nada“, complementó este guardia.



Cuando estaba en la recepción, la supervisora del aseo, América, me dice que no siguiera sacando más cosas porque era una estafa… El ministro me pregunta qué está pasando. Yo le respondí que esto era todo una estafa y él me dice: ‘Mira, conchetumare, te cagué’. Y cortó la llamada. Yo ahí recién me percaté que la persona con la que estuve hablando no era el ministro Jackson”, cerró.



Esta publicación aparece primero en ElDinamo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--:--
--:--
  • cover
    Rosa FM