Comunas

SAN FELIPE: [VIDEO] «Cámaras de vigilancia captaron acción de Claudio Figueroa «Cuerpo de Michelle aun no ha sido encontrado»

Las cámaras de seguridad de diferentes puntos de la ciudad dejaron al descubierto macabro crimen y traslado del cuerpo de la joven Michelle.

Según se puede ver en las grabaciones, la víctima llegó hasta la calle Maipú con Chacabuco a las 3:31 de la madrugada del 6 de enero. Lugar en que iba a juntar con Claudio Figueroa a través de Grindr para venderle droga. Sin embargo, el victimario no apareció y Michelle se fue.

Posterior a eso tomó otro Uber y llegó casi las 4:40 de la madrugada a Av. Maipú. Esta vez el encuentro con el asesino si se concretó, ya que según el propio relato de Figueroa, él la estaba esperando en la puerta de su domicilio. «Me mantuve en el marco de la puerta hasta que la niña (Michelle) llegó a la altura de mi casa. En ese momento hablé con ella. Nos saludamos, hablamos de la droga, me pidió pasar a mi casa para no hacer la venta en la calle, así que en ese momento la entré a mi casa y nos fuimos a una de las piezas del patio que mi mamá tiene para arriendo”.

La habitación contaba con solo una cama y un velador. Hasta ahí llego Michelle, se sentó en la cama y Claudio Figueroa le pidió un para de minutos para ir al baño. Momentos antes había pedido unos preservativos a su hermano que dormía en otra pieza de la casa.

Según relata el imputado y tras volver del baño, se percató supuestamente que Michelle había sacado dinero y un aparato celular «Al llegar unos minutos después me di cuenta de que (Michelle) tenía mi celular y mi plata en su cartera. Le pedí que me las devolviera, pero no me hizo caso… Ahí me descontrole» sostuvo en su declaración.

Posteriormente tomó un cordón de zapato que se encontraba en un velador y la atacó por la espalda «Ella se encontraba sentada en la cama y por la espalda la tomé por el cuello con el cordón y la empecé a asfixiar, hasta que me di cuenta que la había matado».

Esa noche la vivienda no estaban sola. En la misma casa dormían la madre y el hermano de Claudio. Ambos coinciden que, al día siguiente, la madrugada del domingo, vieron que la luz y el ventilador de su pieza estaban encendidos. Había 33,8 grados a la sombra. Ambos concuerdan también que salía un olor putrefacto desde ahí. Y ambos declararon que su actitud era extraña. Exaltada y nerviosa.

El hermano de Figueroa indicó que «Sentí el fuerte olor en toda la casa, como a podrido. Muy fuerte. De hecho, mi pareja también sintió el olor, como si algo se hubiese descompuesto. Mi mamá se levantó y dijo “¿qué hizo este hueón que hay tan mal olor?”

Ya era la madrugada del domingo 7 de enero y el hermano de Claudio Figueroa lo vio llevando un saco de color blanco. Según contó, llevaba el saco a su tío cargado con ropa usada que le habían regalado. Eso fue cerca de las 6 de la mañana del domingo 7. «Le pregunté qué andaba haciendo y qué llevaba en el saco. Me dijo que era ropa suya que le habían regalado y que se la iba a llevar a nuestro tío».

Sin dar mayores explicaciones subió el saco a su bicicleta y salió de su vivienda. Esas imágenes quedaron grabadas en las cámaras de vigilancia y en donde se ve el traslado en Bicicleta. Tambaleándose y cayéndose en un par de oportunidades.

Al ver que no podía trasladar el cuerpo en la bicicleta. Dejó el cuerpo de Michelle y se devolvió hasta su casa a buscar un carro de supermercado. Puso el cuerpo en su interior y se dirigió hasta el río Aconcagua.

En su declaración señaló que el carro de supermercado no pudo seguir avanzando en un sector del Río, bajó y arrastró el saco hasta el agua. Una vez ahí, puso unas piedras al interior del saco lanzándolo al caudal. Segundos más tarde, lanzó el carro de supermercado en el mismo sector. Antes había lanzado el celular la cartera y ropa de Michelle al mismo Río. (Cartera y zapatilla que ya fue recuperada).

Cuando Figueroa volvió a su domicilio señaló a a su hermano que había sido asaltado, ahí comenzó la desconfianza de la familia, ya que llegó mojado, con arena y bastante arañado. Se sacó su ropa y la lavó. Pidió lavar las zapatillas a su madre y se bañó en la ducha. Su hermano señaló a la PDI, que mientras se luchaba él revisó la pieza encontrando algunas manchas aparentemente de vómitos en el piso.

El domingo junto a la familia, Claudio fue una piscina «me estaba psicosiando» señaló tras cometer el delito.

Más tarde llegó a su casa comenzó a ordenar unos bolsos y según señalaron, viajó hasta Santiago en donde se mantuvo oculto y atento a las noticias que ocurrían en San Felipe.

Tras varias diligencias por parte de la brigada de Homicidios se terminó que Michelle había llegado hasta el sector. Esto provocó que la PDI revisara su domicilio encontrando un iluminador (cosmético) en la pieza donde fue asesinada.

Estos hechos y los relatos de la familia terminaron con que Claudio Figueroa se entregara el pasado 20 de enero en la PDI de San Felipe. Ahí relata los hechos y se comienza la búsqueda en el río Aconcagua.

El pasado 24 de enero se realizó la formalización de Claudio Alejandro Figueroa Figueroa (38), decretándose la prisión preventiva y un plazo de investigación de 180 días.

Hasta el día de hoy, el cuerpo de Michelle no ha sido encontrado.

Esta publicación aparece primero en Aconcagua News

Publicaciones relacionadas

--:--
--:--
  • cover
    Rosa FM